Únete a la comunidad y te enseñaré a desarrollar estrategias que te ayudarán a ganar confianza y seguridad en tu imagen.

post-img-amandabriega

Las 3 razones que motivaron mi rotundo cambio de imagen

Un cambio de imagen es una clara declaración de intenciones que  dice al mundo que estás al mando, que asumes un nuevo reto, que eres profesional. Pero no siempre es tan facil. Descubre las razones que motivaron el mio.

En el colegio yo era una chica del montón.

El paso a adolescente me pilló en un internado en Inglaterra rodeada de bizcochos, chocolatinas y patatas fritas. Para cuando empiezas a preocuparte por tu imagen yo era una robusta adolescente con acné.

En la universidad la cosa mejoró. Muchas veces atinaba y en otras ocasiones fallaba.

Mi primer trabajo, marketing de L’Oreal, marco mi imagen. Un ambiente de trabajo con alta concentración de estilo y competencia.

Después llegaron Londres y el curso de Personal Styling and Image Consultant en la prestigiosa Central Saint Martins, toda una experiencia. En ese momento ya tenía claro que ayudar a personas a sacarse partido era para mi un desafio. A la vuelta de aquello monté mi primera agencia de consultoría de imagen personal compaginadolo con mi trabajo en Telva. Pasé después por Yo Dona, El Mundo y finalmente en Expansión.

Sin embargo toda esa formación y mi habilidad para ayudar a otras personas a sacarse partido no me sirvió de nada cuando engordé veinte kilos en cada uno de mis tres embarazos. No fue solo por el incremento de peso.

Deje de verme bien y de cuidarme. Dejé de comprarme ropa y ese tema pasó a no ser algo importante en mi vida. No tenía ni tiempo ni interés. Llegué a pensar que verme así era parte del legado que se transmitía a la siguiente generación con la maternidad.

Fue al volver de mi tercera baja cuando decidí que necesitaba una imagen fuerte para abordar una situación laboral complicada. Y que esa nueva actitud se debía reflejar en un cambio de imagen.

¿Pero por qué?

#1 Visualicé mi imagen como una sólida armadura.

La necesitaba ROTUNDA para afrontar el nuevo reto. Tomé la firme determinación de cambiar mi envoltorio para reforzar mi seguridad interior.

#2 Hay una profunda relación entre autoestima y el estilo que proyectas.

Todo ese proceso laboral y personal me hizo ver la profunda relación que tiene la autoestima con el estilo que proyectas. El profundo poder que tiene la persona que se mira al espejo y le gusta lo que ve para sentirse fuerte y con confianza.

#3 En los negocios no solo hay que ser bueno, también hay que parecerlo.

Tener una imagen adecuada, definida, que potencie tu encanto personal puede abrirte puertas en el trabajo. No es un don limitado a unos pocos. No es “o lo tienes o no lo tienes”. Se puede desarrollar esta capacidad y mostrar a través de tu imagen el talento que tienes.

Todo este proceso y las estrategias que desarrollé me han llevado a encontrar un método que ayuda a profesionales que no han identificado su propio estilo personal a sacarse partido y a llegar a su máximo potencial proyectando la imagen de éxito que desdean.

Me di cuenta de que había vuelto a interesarme por mi imagen porque era bueno para mí, bueno para sentirme bien, bueno para mi familia y era muy bueno para mi carrera profesional.

Comprobé que cuando cambias tu aspecto exterior contribuyes a mejorar la imagen que proyectas hacia los demás y te lleva a sentirte mejor por dentro. Porque cuando te sientes más seguro eres capaz de comerte el mundo.

 

Me ha parecido muy interesante
y quiero saber más.

Únete a la comunidad y te enviaré trucos y estrategias que
te ayudarán a ganar confianza y seguridad con tu imagen.

De regalo mi Guía definitiva para vestirse bien y sentirse seguro.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



¿Eres nuevo por aquí? Te aviso que empleo cookies propias y de terceros para prestar una correcta navegación y con fines de analíticos. Si sigues, entenderé que estás de acuerdo. Más información.